• Mariano Rotman - Verbo Comunicación

Declina la era de los influencers y crece la de los expertos



La proliferación de personajes que promocionan desde

electrodomésticos hasta viajes empieza a ponerse en duda y renace la voz de los expertos.


Por Agustín Mario Gimenez, Co Founder & CSO en aHGency - Socio estratégico VERBO


La población argentina pasa gran parte del día conectada a dispositivos que , a su vez, los conecta a infinitas plataformas y contenidos de Internet (pasamos 9 horas y 38 minutos por días pegados a distintas pantallas, según el Observatorio de Entretenimiento y Medios de la UADE).

Al estar tanto tiempo consumiendo redes sociales, videos y blogs cambiamos nuestra percepción sobre temas, productos y servicios, según quien nos habla sobre estos.


La figura de los influencers no es nueva y se ha magnificado con la penetración de Internet. El boom de los influencers está directamente asociado al crecimiento, en usuarios y en uso, de las principales plataformas de contenido atractivo, sencillo de consumir y gratuito (Instagram, Youtube y TikTok a la cabeza).


Durante una década nos entregamos a que cierto famoso “retro digital” nos hable de las bondades de un lavarropas o un destino turístico. Pero esa época está terminando. Y agencias de publicidad y marketing están tomando nota de una nueva era: la era de los expertos (o "genuinfluencers” según la consultora especializada WGSN).


Actualmente existen perfiles que se dedican a pocos temas, generan contenido informativo o en formato tutorial y logran una conexión con sus audiencias basada en su credibilidad, cercanía, admiración y sus formatos de “no venta” llamando cada vez más la atención de empresas, organizaciones y gobiernos. ¿Significa esto el final de los perfiles con millones de seguidores que cada dos stories nos venden algún producto o servicio? Probablemente no de manera definitiva.


Pero quienes invierten en plataformas digitales valoran más la efectividad en sus mensajes, las colaboraciones con verdaderos expertos y la creación de contenido genuino, sin mirar tanto la cantidad de seguidores, las views o el engagement, que cada vez son más complicadas de traducir en conversiones reales.


6 visualizaciones0 comentarios