• VERBO

Mariela Ivanier en BRINDAR!

Directora de Verbo.

Agencia que fundo el 1993 y se especializa en el diseño de estrategias de comunicación a medida de las necesidades de los clientes, dando servicios como la concepción, desarrollo y difusión de contenido multiplataforma, diseño e implementación de campañas de prensa, media training o la preparación para evitar, afrontar o superar procesos de crisis.


Si querés ver la entrevista en formato video, podés hacerlo en nuestro canal de YouTube.


Con ustedes, Mariela Ivanier.



Maximiliano Sardi: Mariela Ivanier directora de verbo, ¿como estas?


Mariela Ivanier: Estoy emocionada por qué hacer cosas a mi me emociona y poder construir situaciones, convocar gente, que la gente venga obviamente, el gran problema de los hacemos comunicación, relaciones públicas, asuntos públicos es el fenómeno de cumpleaños vacío ¿no?, hacer tu cumpleaños y que no venga a nadie. Cuando yo era muy chiquita mi vieja invitaba a mis primos hermanos, un grupo de tres primos hermanos, él Ernesto, el Raúl y la Ana para que vinieran a mi cumpleaños una hora antes por lo menos, entonces ya me quedaba más tranquila.


MS: Eras ansiosa de chica, verbo tiene que ver con el verbo, la palabra define una acción.

¿Crees que te definís desde el hacer, desde el moverse?


MI: Yo estudie latín en el colegio, el Buenos Aires nosotros le decimos el colegio de una manera muy prepotente y la realidad es que verbo en latín significa palabra y cuando en el 93 decidimos o yo decidí en ese momento con más en soledad abrir la oficina y ponerle verbo, que mis profesores de la facultad decían, que pretenciosa, que petulante proponerle verbo a una agencia de comunicación, era un más que un desafío, casi una cachetada. En latín significa palabra y nosotros lo que hacemos es poner las palabras en movimiento, ósea usar el verbo para que las palabras se conviertan en eso, en fluir, en hacer, en convertirse en cosas.


MS: Del pienso luego existo, al digo luego hago.


MI: Ponele! sí claro, de pascal digamos para acá. Hay mucho, hay mucho que queda en el camino, uno piensa muchas palabras que no logran efectivizarse o convertirse en una acción o en un hecho o en una circunstancia en una situación, pero por suerte tenemos un nivel de suceso alto, cuando decimos bueno vamos a hacer esto y vamos a ponerle huevo como se dice en la cancha, en una pequeña digresión, me fue muy conmocionante lo que pasó en la cancha con este jugador que casi se muere y que las dos hinchadas cantaban uno el nombre y otro el apellido para alentarlo a que viva y cuando en la facultad hice una materia llamada comunicación popular, que dirigía Óscar Landi y Luis Alberto Quevedo, yo elegí estudiar lo que comunicaban los cantitos de la cancha y tuve en estas semanas una larga discusión con Omar Lavieri, porque yo decía ese trabajo práctico lo hicimos juntos y él me dijo nunca cruce Landi, pero Omar lo hicimos juntos, yo acuerdo que estábamos en el bar, bueno ¡Omar Lavieri lo hicimos juntos!


MS: ¿Te gusta esa combinación, entre la entre la academia y lo popular entre trabajar para las mejores marcas, empresarios de primera línea pero también poder llevarlos y llevar esa comunicación a lo masivo?


MI: Es la que más me gusta!. Más que lo masivo, porque no soy elegida normalmente para trabajar para Coca-Cola o para la serenísima o para Sancor.


MS: No decía con marcas de consumo masivo, sino de comunicación.


MI: Si he trabajado para Rivadavia en los 90 años de Rivadavia, por ejemplo fueron muy interesantes para mí poner una marca que todos llevábamos o que muchos. Ahora gloria tiene un segundo sentido, pero eran los que solían gloria y los que podían acceder a Rivadavia, los que usaban las Jefer y los que se podían comprarla Parker, ese tipo de marcas que valga la redundancia marcaron, de ahí la palabra marca una época, una tendencia, una situación de pertenencia, me interesan muchísimo.


MS: ¿Y hablando justamente estoy volviendo a Verbo, vos crees que ya se ha convertido en una marca y una marca de qué?

Digo tiene una experticia enorme en resolver conflictos, pero también en hacer digo este ciclo obviamente es muestra de eso.


MI: Nosotros somos una marca de nicho, porque somos una agencia, yo sigo peleando por el concepto de agencia de prensa no de consultora, somos una agencia de prensa pequeña desde todo punto de vista. Familiar, porque labura mi viejo en algún momento muy circunstancial y breve trabajo mi hija, somos poquitos y está muy basada la agencia en la creación de conceptos de criterios, de a veces me vienen a traer una campaña y yo no tengo ningún contacto en la prensa, en relación a ese producto o servicio y no me interesa, porque si uno no logra tener una comunicación fuerte, un concepto fuerte o algo muy potente en relación a lo que le va a decir a los periodistas, los periodistas te llaman después. Vos que sos periodista y editor, además, sabes cuando hay una noticia dando vuelta te llega y no importa qué yo como agente de prensa no tenga el celular de pepito, como que tengo el celular de grandes nombres de dueños de medios, que no tiene ningún sentido que los llamé si no tengo algo para decirles. Entonces están las dos combinaciones puedo tener el teléfono y si no tengo nada para decirles no funciona la rueda no rueda.


MS: ¿Y cómo resolves eso en el día a día, como que medís tu agenda para que eso funcione? ¿Salir a buscar de sumar o incluso de rechazar cuando no dan los tiempos, por ese esquema no? Por un esquema que a vos te funciona; De la boutique digamos.


MI: Yo soy además de la que empuja las campañas, soy la directora comercial de mi oficina digamos, soy la responsable de atraer a los clientes cuando el teléfono no suena en épocas muy complicadas, en donde no es tan sencillo elegir los clientes como a uno le gustaría y mi trabajo es almorzar setecientas veces al mes con miles de personas para ver si necesitan lo que yo hago. Si necesitan un media training, si necesitan una campaña específica que yo pueda hacer, yo no puedo hacer cualquier campaña.


MS: Pero ahí hay, evidentemente hay una búsqueda de eso, digo creo que el tema de la comunicación ya no es de nicho, todos comunicamos. La importancia de las redes nos ha convertido todos en alguna manera en comunicadores. ¿A los profesionales también nos obliga a revisarnos y hasta ajustar cosas?


MI: Todos somos factores necesarios no imprescindibles, tener un LinkedIn no significa que te convierte en un gran profesional, o en un tipo al que te van a llamar para ofrecerte trabajo y tener un Twitter no significa que te vas a estar peleando con un Aníbal Fernández, digo creo que hay una sobrevalorización de las redes sociales bastante importante, no digo que no vayan a crecer hacia ese lugar, creo que hay una tendencia por la cual las redes sociales obviamente los medios hace 15 años no eran lo que son hoy en función de esta suerte, es una complementación que existe con las redes sociales, pero la realidad es que vos también sabes que cuando llegas a las 6 de la tarde a radio delta tu equipo de producción tiene los diarios arriba de la mesa o normalmente tiene los diarios y mira qué pasó en la tapa de clarín o que pasó en la nación, es ineludible.


MS: Todavía hay algunas fuentes que son más respetadas que otras y por lógica porque hacen eso de manera confiable todos los días y del otro lado están ustedes también, que también lo hacen de manera confiable, esa sería como la gran responsabilidad en el laburo de las agencias de prensa, como decides hacerlo de manera que funcione todos los días, no tirar la pelota al córner.


MI: Tuve discusión aguerrida con una periodista por estos días, en donde yo le decía, yo soy tu fuente y si quieres chequéame, pero la mayoría de los periodistas me conocen hace 30 años que hago esta tarea no me chequean, no me chequean porque lo que yo digo, lo voy a citar con enorme cariño y respeto a Hugo Alconada Mon dice que soy la única gente de prensa que no miente, es mentira eso obviamente es un gesto de enorme cariño, que yo le agradezco el cariño que es mutuo, pero la realidad es que cuando yo digo que tal cosa va a pasar con un cliente ,el periodista debería creerme sin buscarse más trabajo de tener que ir a preguntar mucho más, porque lo digo con contundencia y lo digo con realidad y cuando digo no sé. Qué es una expresión que muchos colegas míos no saben utilizar, es que “Che mira no sé o no sé ahora o no sé hasta el domingo o no sé por los próximos 15 días” y de alguna manera ser fuente, los agentes de prensa somos una fuente relevante incluso, porque somos el contacto con aquel con el que vos tenés que llegar, tenemos la función de decir la verdad, de decir cuando no sabemos, de dar tiempos y fundamentalmente de orientar de manera razonable. Yo no sé, pero anda pregúntale a pirulo, que son por ejemplo o mi cliente no va a hablar pero probablemente alguien lo hablé, eso yo digo como estamos en un entramado muy complejo de enorme responsabilidad.


MS: ¿Cuándo te relajas de esas responsabilidades terminan salir porque te gusta brindar?


MI: Brindo por mi mamá y por mi papá, brindo por la salud de mi mamá y brindo por tener una hija que es un encanto y brindo por el arte. Yo tengo una especial predilección por el mundo del arte, hay un García Uriburu que estoy mirando que me mira. Siento que las obras me miran a mí, no sólo las miro necesariamente a ellas y de alguna manera ese espacio de colores y de desorden porque el arte tiene mucho de desorden, contrario a ese aspecto más esquemático que tenemos en el trabajo es lo que me hace brindar.

9 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo