• VERBO

La revolución del podcast, por Natalia Carcavallo, una de las principales voces de la industria

Conversamos con Natalia Carcavallo, fundadora de WeToker, una de las plataformas de podcast líderes en Argentina, que viene creciendo a pasos agigantados.


“Empecé a trabajar en radio a los 19 años y estuve en medios tradicionales por 20 años. Los podcasts, en mí, nacen como la síntesis de una búsqueda profesional y personal en simultáneo, en la que empecé a ver una tendencia en los medios de precarizar sus contenidos y sus formas de hacer”, comienza Natalia Carcavallo, fundadora y coordinadora general de WeToker, una de las plataformas argentinas de podcasting de mayor crecimiento en la actualidad. Con un track record extenso en estos 20 años de presencia en la industria mediática, Carcavallo es una voz por demás autorizada: fue productora general de grandes programas de coyuntura política en TV y radio, como “El Juego Limpio” en TN, “El Show de La Noticia” y “Sarasa” en La 100 FM; productora general de nuevos desarrollos de Silmar Producciones; productora ejecutiva para Spotify y coordinadora general de TN Podcast. “Yo escucho podcasts desde el año 2012. Si bien hacía, en aquel momento, estos programas tan escuchados, con gente muy profesional, los temas que de verdad me importaban no estaban en los medios tradicionales. Cuando llegaba a mi casa después de hacer mi trabajo, escuchaba una plataforma muy conocida que es “iVoox”, una especie de Youtube de podcasts español, en donde reproducía los contenidos que a mí me interesaban. Los escuchaba como quería, cuando quería, iba descubriendo personas que me importaban y mucho más. Empecé a prestar atención como oyente y como productora. Pensaba “esto que me pasa a mí está espectacular para que le pase a todo el mundo”. Y así surgió WeToker, pensando en que positivo sería que todas las personas pudieran decidir cómo y cuándo escuchar sobre determinados temas y decidir con qué profundidad, porque ese es el principal valor que tienen los podcasts”, agrega.


Pensemos que en 2012 no existía Netflix y el on demand era, todavía, sólo una idea. Fuimos haciendo WeToker como pudimos y, dado que a la par yo seguía trabajando en Silmar Producciones, les llevamos la idea y se sumaron para hacer el primer desarrollo en conjunto. Esa plataforma quedó online en 2015 y la hicimos aprovechando los saberes, periodistas y profesionales que trabajaban en Silmar y sumando gente fuera del medio, aquellos con los que sentía que había temas para experimentar. Así se fue armando la primera puesta al aire de la plataforma, comenta sobre la génesis de la plataforma en las que tienen sus canales de podcast más de 60 figuras, como Claudio Zuchovicki, Luciana Geuna, Nicolás Lucca, Mario Markic, Connie Ansaldi, Endeavor Argentina, incluso el de VERBO, entre otros.



“Con el tiempo, todo se fue profesionalizando más y fuimos creciendo. En ese entonces era muy difícil hacerlo porque había que explicarle, tanto a las personas que hacían el podcast como a la audiencia que lo iba a escuchar, qué era un podcast, cuáles eran los beneficios y demás. Fue una osadía conjunta, es por eso que WeToker tiene ese claim, “sumamos las partes”, porque desde el principio fue hecho con el aporte de lo que cada uno más sabía y conocía. Hoy el escenario es totalmente distinto: la mayoría de las personas sabe qué es un podcast, la tecnología avanzó, la audiencia ya tiene experiencia con el contenido, Spotify ayudó muchísimo con la distribución y la conectividad y los teléfonos mejoraron mucho. Especialmente, el avance del fenómeno “on demand” fue un atajo para entender que esto también tiene un beneficio espectacular en el que uno puede elegir quién, cómo, dónde, cuándo y por qué. Hubo una simultaneidad de factores que hicieron que los podcasts se volvieran algo súper interesante y potente como medio de información”, agrega.


Además de estos factores, Natalia adjudica otros dos factores centrales, en la explosión que tuvo el formato podcast, especialmente en el último año. “La crisis de los medios y la pandemia hicieron que todo esto creciera de forma exponencial. La saturación de la gente con el Zoom abrió la posibilidad que la escucha vuelva al centro de la escena como un valor único. La saturación del eje “pandemia-miedo-crisis-urgencia-muerte” llevó a las personas a buscar refugio en otros contenidos que, justo, nosotros hacíamos”.



Consultada respecto de quiénes pueden hacer un podcast o, mejor dicho, para quiénes es más redituable hacerlo, la fundadora de WeToker es clara y concisa: es para todos. “Todos pueden hacer podcasts, de la misma forma que cualquiera puede tener un canal de youtube o una cuenta de Instagram desde la cual publicar contenido. Después va a depender de uno, de la calidad y del propósito del contenido, de la constancia. Muchos lo empiezan como su lado B, como un hobby, como una experiencia y después lo profesionalizan, tal como ocurre con otras herramientas de comunicación. En este momento se hacen muchos podcasts como marca personal para poder hablar de otra cosa. Las empresas los están tomando como una herramienta de comunicación con sus audiencias de forma menos efímera que un vivo en Instagram o el trabajo de marca con influencers, en busca de otros valores e instalando una conversación relevante. También se usa como herramienta de comunicación interna, como algo complementario a los webinars y el elearning. Podemos verlo, también, como herramienta de networking: se pasó del “te invito a mi programa de radio” a “te invito a mi columna de podcast”. Tiene posibilidades infinitas para una enorme variedad de actores, sean profesionales o no”, comenta.


“Hay un montón de aspectos del mundo del podcasting que la hacen una herramienta espectacular. Creo que todo se puede resumir en un concepto que a nosotros nos gusta mucho: es una herramienta real de democratización de voces. Hoy cada uno puede hacer su propio medio y el podcast tiene un montón de cualidades espectaculares para agregar valor. En el mundo ya se ve y en Argentina está en auge, así que está todo por hacerse”, destaca Natalia.


Sobre el final de la entrevista y consultada sobre el futuro del formato, Carcavallo es optimista: “Creo que el podcasting tiene un futuro enorme porque es un formato en el que ganamos todos: ganamos los que lo hacemos porque tenemos la posibilidad de trabajar con otras ideas, con otras voces, con otros temas, con otros formatos, algo excelente para los que nos gusta producir contenido real y no de clickbait o sólo coyuntura; ganan las audiencias porque tienen posibilidad de elegir; gana el mercado en el sentido que esto genera nuevas unidades de negocios. Definitivamente, hay posibilidades para todos”.


89 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo